Corea del Norte y sus reglas para visitantes

 

 

La principal regla para estar en Corea del Norte consiste en tener un guía a tu lado y pedir permiso hasta para escribir algo del país, para ellos así se conserva la dosis de seguridad para que en Corea del Norte no se hable demás del resto del mundo. A pesar de lo que casi todo el mundo supone, siempre prejuzgando que ir de visita por Corea del Norte es absoluta y totalmente seguro, y porque no decirlo: tal vez más que cualquier otro país de sus características, aunque antes tendrás que aceptar completamente sus normas, y quizás no te gusten. Porque no sólo tienes que pedir con antelación y minuciosa precisión un visado de entrada; una vez que entres al país deberás acostumbrarte a estar todo el tiempo acompañado por los guías norcoreanos que el gobierno te asigne. Estos guías, por suerte, suelen hablar varios idiomas, siendo los principales obviamente el inglés y hasta el español si lo necesitas y ellos completamente te acompañarán cada día de tu estancia en el país.

Esto es porque los turistas no pueden andar solos por las calles de Corea del Norte, está prácticamente prohibido, nada que ver con su país hermano Corea del Sur. Por eso, para realizar cualquier escapada del hotel que habitas deberás solicitar pedir permiso al guía que te han asignado. También las videocámaras están prohibidas, al igual que los teléfonos móviles los cuales te serán confiscados a la entrada al país y te los devolverán, amablemente, cuando salgas de él. Sí podrás llevarte el portátil y la cámara de fotos, aunque para sacar una fotografía deberás siempre hablar con tu guía y solicitar su permiso que no te dará cuando quieras plasmar en una instantánea en paisajes de pobreza o en zonas militares.

Ni dudar que hay una censura ya que se te aconseja no hablar mal del Gobierno en tu estadía por Corea del Norte aunque caerá sobre tu guía toda la responsabilidad  de lo que ocurra. Y como también hay veto para la entrada de periodistas, no podrás escribir demasiado sobre lo que viviste en su tierra, siempre y cuando pidas permiso mucho antes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies